Tecnología positiva en la cuarta revolución Industrial

Estamos viviendo una cuarta revolución; una nueva etapa tecnológica y automatizada que ha causado cambios muy rápidos dados por la transformación digital; cuyos avances tecnológicos y sustanciales han transformado los negocios, el mercado, los procesos sociales, económicos, ambientales; pero también a la sociedad y lo más importante las personas y las organizaciones.

A día de hoy son ya muy pocas las sociedades con restricciones culturales del pasado, morales y  religiosas donde todos buscamos ser felices y  la felicidad es vista como una búsqueda y logro personal aunque no exista la fórmula o ecuación exacta que nos ayude a conseguirla.

La tecnología nos brinda oportunidades para encontrar la felicidad y también la satisfacción en nuestras vidas, ya que nos permite relacionarnos, estar conectados con las personas, compartir acontecimientos importantes, encontrar la información o beneficios que buscamos a través de internet, Big data y diferentes herramientas que contribuyen a mejorar varios aspectos de nuestras  vidas; debemos  saber  cómo utilizar la tecnología,  ser conscientes de los riesgos, peligros y saber abordarlos; en esta parte juega un papel importante el nuevo campo de la tecnología positiva, que combina los avances tecnológicos con los aportes de la psicología positiva (M. Seligman 1998) que nos ayudan a promover el crecimiento personal y a  fomentar las emociones positivas y el desarrollo social en las personas, organizaciones y sociedades.

Hablar de felicidad en esta nueva revolución ha generado distintos debates, ya que vivimos en un mundo hiperconectado, donde estamos todos rodeados de tablets, laptops, smartphones, smartwatches…; muchos expertos y académicos han expuesto las ventajas y desventajas del futuro tecnológico; un tercio de ellos opinan que esto afectará la salud física y mental, el bienestar y felicidad en las personas y la otra gran mayoría un 47% asegura que el futuro tecnológico traerá más cosas positivas, que ofrecerá oportunidades y un buen impacto social y corporativo.

Según Martín Seligman el pionero en hablar en Psicología positiva nos dice que con tecnología, entretenimiento y diseño podemos efectivamente aumentar la felicidad humana en el planeta. Y si la tecnología, en las próximas dos décadas, puede aumentar la vida placentera, la vida comprometida y la vida significativa sería más que suficiente. (…) Entonces lo que estaremos haciendo todos en conjunto será suficientemente bueno. (Conferencia TED, febrero 2004).

En esta cuarta revolución industrial de las  personas que estamos viviendo, de cambios tecnológicos y de una pandemia mundial que  ha traído y traerá nuevos cambios; debemos estar preparados para afrontar nuevas formas y maneras de trabajar;  donde desaparecerán trabajos y  las personas se tendrán que adaptar a otros tipos de trabajo; es por lo tanto necesario que ahora mismo en estos tiempos de grandes cambios pongamos la mirada en el ser humano, en las personas como ejes principales en todas las dimensiones  del ser humano en nuestras organizaciones, que analicemos todos cuál es la misión, visión y propósitos de nuestras vidas y nuestras organizaciones; revisar hacía donde queremos dirigirnos y que queremos lograr.

Las empresas deben diseñar y crear ambientes felices donde los empleados estén bien en sus cuatro dimensiones, física, emocional, espiritual y mental; que disfruten de un buen espacio de trabajo y entornos digitales adaptados a ellos ; pero el trabajo también es de cada uno, ya que la felicidad requiere un trabajo personal y profesional, debemos sentirnos responsables del bienestar de cada uno, mirar nuestra cara interior y estar bien con uno mismo; tener autoconocimiento, responsabilizarnos de nuestro propio bienestar, buscar las áreas de mejora y ver que te hace feliz; sino estás a gusto contigo mismo nunca vas a ser feliz en las empresas; debemos desarrollar todo nuestro potencial como personas para aportar todo el potencial, imaginación y creatividad y seremos felices, porque todo lo que hagamos tendría sentido.

Las organizaciones están teniendo un cambio de paradigma, hemos pasado del “tener” al “ser” ya que el  “TENER” no “PRODUCE” el “SER”, sino todo lo contrario; donde las empresas se han dado cuenta que el objetivo no es ganar dinero, el ganar dinero es un resultado; donde la nueva revolución industrial no es una opción o te transformas, sino tarde o temprano vas a desaparecer dentro de este contexto  tecnológico y humanista; muchas empresas les está costando adaptarse a la transformación digital y trabajar  con las personas y mirar hacia dentro  y que estos dos entornos estén conectados y promuevan el bienestar digital y la felicidad digital.

Es el momento que las empresas mejoren sus tácticas y entreguen a sus colaboradores intervenciones promotoras del bienestar, usen herramientas y tecnologías para mejorar la comunicación e intenten abrirse a otras disciplinas que promuevan el desarrollo de nuevos instrumentos que  ayuden a la felicidad humana y de las personas dentro de la organizaciones.

MAY TORRES

Economista Diplomada en Ciencias Empresariales

CEO de GOING YOU

” El camino hacia la excelencia de la experiencia del Cliente supone una transformación en las Organizaciones”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *